Páginas

Anuncios

Condimentos

Como condimentos se entiende partes de plantas que se puede utilizar para refinar platos o bebidas a causa de sus esencias aromáticas. En la mayoría de las partes de España se usa la palabra especias, que define los mismos aspectos. En este sentido, sal no es un condimento.

 

Aspectos históricos

Ya en la Edad Media y durante los años siguientes, condimentos jugaban un papel importante en cuanto a la política así como a la economía. Se lo puede comparar con la importancia del petróleo hoy en día. Tenían un valor alto porque se los utilizaba para sazonar platos y como conservantes y base para medicamentos.

El comercio de condimentos, especialmente de Asia, era un negocio con el que los países arábicos ganaban muchísimo dinero en los siglos pasados, y todavía lo hacen. Después, también potencias coloniales tenían mucho éxito con condimentos. Ya en el siglo 12 se conocía el efecto médico de particulares condimentos. Los condimentos más caros eran el azafrán, la vainilla y el cardamomo. También la pimienta tenía un valor parecido al oro.

 

La clasificación

Los condimentos se distingue según su origen biológico. En definiciones modernas se incluye también condimentos industriales y no vegetales en el ámbito. Una sustancia anorgánica es, por ejemplo, el sal. En cuanto al origen vegetal se distingue entre las partes como hoja, flor o corteza etc. Además hay sustancias animales.

 

Las funciones de condimentos

Condimentos sirven para varios usos diferentes. Las funciones más comunes con:

  • Conservación de comestibles aromatizados
  • Estímulo del apetito
  • Estímulo de la digestión
  • Rafinación del sabor
  • Ayuda médica

Se utiliza condimentos no solamente para refinar platos o bebidas, sino también para mejorar el bienestar o el olor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

contacto